SEPTUMPLASTIA

¿Qué es la septumplastía?

Es la cirugía que tiene como objetivo restablecer la ventilación nasal cuando el problema obstructivo es debido a desviaciones del septo o tabique nasal.

¿Qué es el tabique o septo nasal?

La nariz se divide en dos fosas nasales por una "pared tabicante" compuesta por hueso y cartílago.

Está conformada por el cartílago cuadrangular o septal, el hueso vómer y la lamina perpendicular del hueso etmoides.

¿Por qué se desvía el tabique?

Las desviaciones septales son debidas principalmente a traumatismos, aunque también a asimetrías congénitas o malformaciones.

Los traumatismos pueden ocurrir en cualquier etapa de la vida, inclusive en el trabajo de parto al nacer. En ocasiones el traumatismo sucede en etapas precoces de la vida y el paciente (ni los padres) no tiene recuerdo del golpe, porque no necesariamente tiene que ser un traumatismo de impacto muy alto para producir una lesión pequeña, que recién al crecer se hará evidente.

Las fracturas que ocurren en la infancia, producen luego un crecimiento asimétrico con o sin desviación de la pirámide nasal.

Los golpes que se producen una vez finalizada la etapa de crecimiento suelen producir desviaciones más estables en el tiempo.

Dependiendo de la cinemática y la intensidad del accidente pueden ocurrir una gran variedad de desviaciones, pueden ser de cartílago, de hueso o ambas, en sentido horizontales, verticales, a la derecha, izquierda, con desviación de nariz asociada, etc.

Muchas veces no existe un traumatismo nasal previo, y las desviaciones se correlacionan con la asimetría del rostro, recordemos que ninguna persona es completamente simétrica, por lo que una asimetría leve es normal.

En caso de malformaciones de las estructuras del rostro, como en las fisuras labiopalatinas (labio leporino), la desviación septal es casi la regla

¿Todas las desviaciones septales deben ser operadas?

NO, solo aquellos casos en lo que la ventilación nasal está claramente disminuida a expensas del septo nasal. Existen otras causas, entre ellas la hipertrofia de cornetes (cornetes agrandados).

¿Cómo puedo saber si tengo el tabique desviado? ¿Qué estudios necesito?

La mayoría de las veces el diagnostico se realiza con una rinoscopia anterior, que es la visualización directa con una luz adecuada. Con esta simple observación, se pueden sacar muchas conclusiones y presuponer si es o no un caso quirúrgico.

En algunas situaciones esta observación puede ser insuficiente y se realiza un estudio que se conoce como rinofibroscopía, que es la visualización del interior de la nariz usando una cámara de fibra óptica.

Otras veces es necesario realizar una tomografía para hacer un correcto planeamiento quirúrgico, y también permite evaluar las otras estructuras como los senos paranasales

¿En qué consiste la cirugía?

La tecnica varía mucho entre cada caso, las variantes son múltiples. Se realiza incisiones que no son visibles desde afuera y no dejarían una cicatriz. Se despega la mucosa que cubre el cartílago y el hueso, y se procede resecando los segmentos que obstruyen usando un instrumental especifico para dicho fin.

Finalmente se cierra las heridas con puntos y dependiendo el caso puede o no llevar un taponaje nasal, que en nuestra institución no suele superar las 12 horas.

¿Existe alguna complicación en esta cirugía?

Si, como en todo acto quirúrgico.

Existe la posibilidad de que no se logre la permeabilidad deseada, en cuyo caso puede ser necesario hacer una segunda intervención.

En muy pocos casos, principalmente en las desviaciones muy marcadas, existe el riesgo de que puede quedar una perforación en el tabique que comunique ambas fosas nasales. Aunque su incidencia es muy baja, puede ser resuelta mediante cirugía si es que fuera molesta.

Otras complicaciones, aunque menos frecuentes, son sangrados, hematomas, infección, sinequias, etc. Todas tienen soluciones sencillas.

¿Se pueden operar niños?

Preferentemente no se opera hasta alcanzar el final de la etapa de crecimiento. Ya que una cirugía en esta etapa, puede condicionar la forma de la nariz en la adultez.

Se debe evaluar con mucho criterio la relación riesgo-beneficio. Si la obstrucción fuera muy marcada y no permite la entrada del aire, y pone en riesgo cosas más importantes que la estética de la nariz, obviamente que se opta por la cirugía.

TURBINOPLASTIA

¿Qué es la cirugía de cornetes?

La turbinoplatía o turbinectomía parcial, ambas son técnicas de remodelado de los cornetes inferiores de la nariz.

¿Qué son los cornetes?

Son relieves que surgen del costado de cada fosa nasal, normalmente son 3, cornete superior, medio e inferior. De estos tres el que mayor implicancia tiene en la permeabilidad del aire es el cornete inferior, y en menos frecuencia el medio.

Estas estructuras tienen un esqueleto óseo delgado, cubiertos por una mucosa, que a nivel del cornete inferior tiene la capacidad de aumentar y disminuir su volumen, bloqueando o permitiendo el paso del aire según el volumen adquirido.

¿Cómo funcionan?

Como se menciono, la mucosa del cornete inferior aumenta su volumen para disminuir o evitar el ingreso del aire, y realiza esta acción en todas las personas, alternando una fosa a la vez en lo que conocemos como ciclo nasal. El ciclo nasal es la alternancia entre la ventilación de las fosas nasales, y tiene un ritmo bastante estable que varia un poco entre personas pero suele ser de 4 a 6 horas.

Es decir, que por un par de horas una de las dos fosas respirara mejor que la otra, y esto es algo NORMAL.

¿Cuándo dan problemas los contretes?

Las situaciones son varias, la mas frecuente es en los pacientes alérgicos, donde el crecimiento es desmedido y bilateral, acompañado generalmente de rinorrea acuosa (caída de moco liquido), picazón de nariz y ojos y estornudos a repetición.

Existen otros tipos de hipertrofias turbínales de tipo no alérgicas en las que los cornetes suelen presentarse voluminosos sin las causas y los síntomas típicos de la alergia. Estos casos son también muy frecuentes de encontrar.

¿Qué opciones de tratamiento tengo?

Existe la posibilidad de realizar tratamiento médico y quirúrgico, ambas con ventajas y desventajas.

El tratamiento médico incluye sprays nasales de diferentes composiciones, principalmente corticoides tópicos (con baja afección sistémica, es decir con pocos efectos colaterales mas allá de la nariz). El problema de estos tratamientos es la prolongación en el tiempo, ya que en muchos casos para mantener controlada la enfermedad el uso debe ser continuo.

El tratamiento quirúrgico mediante turbinoplatía o turbinectomía tiene la ventaja de lograr un resultado bueno y rápido.

Ambos tratamientos tienen sus correctas indicaciones y no son excluyentes.

¿En qué consiste la cirugía? ¿Qué técnicas son mejores?

La cirugía de cornetes ha ido sufriendo cambios a lo largo del tiempo, y también por preferencias particulares de los cirujanos.

En nuestra institución realizamos TURBINOPLASTIA POR RADIOFRECUENCIA. Esta es una tecnica superior a la que se realiza habitualmente con electrocoagulación. La tecnica se basa en la aplicación de calor utilizando un electrodo bipolar bajo la capa su mucosa (por debajo de la mucosa), esto genera un daño controlado sobre el tejido, para así formar una cicatriz interna que evite el crecimiento desmedido del cornete.

¿Cómo es el postoperatorio?

La mucosa del cornete reaccionara al calor mediante la producción de mocos y costras las primeras semanas desde la cirugía. Luego irán mermando hasta finalmente desaparecer y evidenciar finalmente el resultado deseado. Este periodo de costras varía entre 3 y 8 semanas, siendo habitualmente de un mes. Varía mucho dependiendo de la cantidad de calor que sea necesaria para cada caso.

El cirujano realizara limpiezas periódicas según la necesidad de cada paciente, quien además realizara en su hogar lavajes nasales con sprays específicamente diseñados para eso.

¿Cuáles son las complicaciones de la cirugía?

Es una cirugía de mucha seguridad realizadas en mano de un especialista en nariz. Pero como toda cirugía puede tener alguna complicación.

El sangrado nasal es una complicación de fácil resolución, muchas veces autolimitada

Las sinequias son la aparición de un puente de mucosa entre el septo y el cornete, la mayoría de las veces no producen molestias, pero de existir pueden retirarse sencillamente.

En los pacientes con rinitis alérgica los cornetes pueden volver a su tamaño anterior en variable periodo de tiempo.

¿Se pueden realizar ambas cirugias a la vez?

Si, muchas veces es necesario el aporte de ambas cirugias para vovler a permeabilizar las fosas nasales.


Puedes contactarnos para consultar precio y disponibilidad de turnos