REHABILITACIÓN DE LA VOZ

¿ Qué debo hacer si percibo cambios en mi voz?

La disfonía es un síntoma muy frecuente de muchas afecciones que padece una persona, se presenta con características en los parámetros de la voz que no son las habituales, tales como "ronquera" una voz ruidosa agravada, "soplosidad" una voz que escapa aire y de poca proyección, fluctuaciones en la frecuencia percibido como subas y bajas de tono, entre muchas otras. Además de estos signos audibles, una persona puede sentir dolor o molestias al hablar, tensión muscular en el cuello, necesidad de carraspear para aclarar la voz, etc.

Suele suceder que la voz se perciba desmejorada durante un cuadro gripal y se restablezca cuando éste finaliza u otras veces persistir en el tiempo.

Se recomienda consultar a un médico especialista cuando la disfonía se instala por más de 15 días. No se automedique, ni tome preparados caseros.

¿Es doloroso un examen de la voz?

La producción de la voz se genera gracias a la vibración de los pliegues vocales conocidos como cuerdas vocales que se localizan en la zona media del cuello protegidos por el cartílago tiroides (la famosa " nuez de Adán").

Para examinarlos se ingresa por la boca o por nariz hasta ubicar una pequeña cámara cercano a los pliegues vocales y ver así su forma, su movimiento, su color y cualquier característica que indique alguna anomalía.

No es doloroso ya que se utiliza un anestésico local que persiste su efecto hasta que finaliza el estudio. Dichos estudios recibe el nombre de Fibrolaringoscopia y Videoestroboscopia laríngea.

¿Cómo se revierte o mejora una patología en la voz?

La fonoterapia o reeducación de la voz le permite a la persona entrenar sus pliegues vocales hasta obtener una mejor calidad de voz, algunas veces la misma que presentaba antes de padecer la patología y otras veces la mejor calidad posible dadas las estructuras y acción muscular.

La terapia fonoaudiológica para el tratamiento de la voz, "siempre" se realiza en forma individual con el terapeuta, no es posible alcanzar una recuperación si la atención no es personalizada.

No todas las personas son potencialmente aptos para recibir terapia vocal, no tanto por su diagnóstico médico, sino por su compromiso con el tratamiento. Se requiere de buena voluntad y trabajo extra en casa para rehabilitar su voz.

Como toda actividad física la terapia vocal requiere de perseverancia ya que se trata de ejercicios específicos de activación y relajación muscular a nivel laríngeo, las cuerdas vocales son pliegues musculares que necesitan registrar el nuevo patrón de acción.

No alcanza con 20 0 30 minutos de sesión fonoaudiológica para rehabilitar la voz. El terapeuta luego de realizar el diagnostico funcional ayudado por escalas perceptivas y el complemento de los estudios objetivos mencionados, diagrama un plan de ejercicios que el paciente debe ejecutar, por lo tanto en cada sesión se realiza un monitoreo de la voz y una nueva indicación según la evolución del cuadro.

Recuerde que la DISFONÍA no es una enfermedad por sí sola, sino el SÍNTOMA de una afección mayor que debe ser abordada integralmente. La disfonía puede tener origen funcional, orgánico, neurológico, emocional, entre otras causas.

¿ La terapia de la voz tiene límites de edades?

Cualquier persona desde la niñez a la adultez pueden recibir terapia vocal, solo que debe ser adaptada según corresponda.

Los ejercicios para la reeducación de la voz son sencillos y hasta pueden resultar graciosos, el terapeuta debe explicar al paciente el objetivo y la importancia de cada uno, ya que poseen un fundamento físico acústico, un sustento científico y un correlato anatómico.

La terapia de la voz no abarca sólo a los llamados profesionales de la voz: locutores, periodistas, actores, cantantes, docentes, oradores, etc., sino también a personas con otras actividades vocales que quieran una voz sana y de buen rendimiento para su comunicación habitual.